Entrada de los cruzados en Constantinopla

Compartir

Datos principales

Alias 
Copia de Delacroix
Fecha 
1859-60
Material 
Estilo 
Dimensiones 
35 x 38 cm.

Esquema relacional

Desarrollo

La atracción de Degas hacia Delacroix se inició en Italia, gracias a su amistad con Gustave Moreau. Al regresar a París en 1859 el joven pintor tuvo la oportunidad de contemplar las obras del maestro romántico presentadas al Salón, copiando algunas de ellas así como las que estaban expuestas en otros lugares públicos. El rey Luis Felipe de Orleans había encargado a Delacroix una serie de obras para la Galería de Batallas del Palacio de Versalles. Fue en este lugar donde Degas tuvo la oportunidad de copiar la escena; en ella aparece el Conde de Flandes entrando, al frente de sus cruzados, en la ciudad de Constantinopla. A los pies del caballo del triunfador se agolpan mujeres, niños y ancianos suplicantes, intentando evitar el consabido saqueo y la destrucción que acompañaba a la toma de una ciudad. Al fondo se contempla el azul del mar y un puñado de grisáceas nubes que anticipan el oscuro futuro. La gran atracción de Degas es el color, aplicado con tremenda fuerza y soltura, eliminando casi el dibujo. Deseaba crear sus propios conceptos cromáticos partiendo de este maestro, por lo que recurrió a las copias. El propio Degas comentaría años después que los maestros debían ser copiados una y otra vez y que sólo cuando se demuestra que se es un buen copista, ya se puede buscar la inspiración en la naturaleza.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto