El salto del Rhin en Schaffhausen

Compartir

Datos principales

Fecha 
1806
Material 
Dimensiones 
233,7 x 144,7 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

En 1802 Turner viaja por Suiza y Francia, utilizando los paisajes que contempló durante su recorrido para realizar cuadros posteriores. El Salto del Rhin fue uno de los trabajos más comprometidos que realizó tras ese periplo ya que, cuando fue expuesto, la crítica comentó que "el color parecía haber sido producido por arena y yeso". También se le achacaban la indefinición de los contornos, la ausencia de fidelidad respecto a la naturaleza y el indebido uso del color. Y es que Turner, por estos años iniciales del siglo XIX, está experimentando la utilización de colores blancos en el cielo y el agua para otorgar mayor luminosidad a los colores claros. Esto lo podemos apreciar en esta excelente imagen en la que el blanco del agua y del cielo hacen que la escena de primer plano sea más luminosa. Precisamente, esta escena está realizada con una minuciosidad que contrasta con la indefinición de los planos posteriores en los que el maestro británico consigue crear el efecto atmosférico que tanto admiraba.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto