El príncipe Baltasar Carlos, de caza

Compartir

Datos principales

Fecha 
1635/36
Material 
Dimensiones 
191 x 103 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

El príncipe Baltasar Carlos era la esperanza de la monarquía hispánica ya que, a priori, parecía libre de enfermedades congénitas y de taras psicológicas. Pero el joven príncipe fallecería, de forma repentina, cuando contaba con 17 años de edad, víctima de la viruela. Este precioso retrato, en el que le vemos vestido de cazador acompañado por sus perros, fue realizado por Velázquez para la Torre de la Parada, junto a los retratos de su padre, Felipe IV, y su tío, el cardenal-infante Don Fernando. El pequeño contaría con unos seis años de edad por lo que se fecharía entre 1635 y 1636.Al ser el modelo de pequeña estatura, el pintor se puede concentrar con mayor énfasis en el excelente fondo de la sierra del Guadarrama, obteniendo un magistral paisaje en el que destacan los tonos grises y azules, anticipándose en el tiempo a los impresionistas. A ambos lados del príncipe encontramos sendos perros, en los que el maestro ha captado perfectamente la mirada inteligente y atenta del galgo de la derecha y el gesto adormecido del perdiguero acostado de la izquierda. A la derecha debía aparecer otro perro más pero sabemos que el lienzo tuvo que ser recortado por esa zona al sufrir un incendio. El rostro de Baltasar Carlos es muy destacable al obtener Velázquez el gesto de suficiencia de un niño que pronto sería rey, aunque nunca llegó a ser coronado.Resulta admirable la evolución del estilo del sevillano, partiendo de una pintura inspirada en el Naturalismo Tenebrista de Caravaggio ha alcanzado una luminosidad y una soltura sacadas del Barroco Italiano y de la Escuela Veneciana, sin olvidar la importante influencia que dejó Rubens en Velázquez.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto