El Otoño

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1660
Material 
Estilo 
Dimensiones 
117 x 160 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Cuando en 1664 Poussin concluye esta serie de carácter simbólico para el duque de Richelieu, se encuentra, a sus setenta años, en plena conciencia de su muerte próxima. Con resignación estoica aprovecha los últimos instantes de su vida para disfrutar de pequeños placeres y meditar sobre los grandes temas, como el destino, ya que la enfermedad de su mano le imposibilitaba el trabajo artístico. El pintor Abraham Breughel, que lo conoció en esta época, nos dice que "Poussin no hace ya nada, sino disfrutar de un vaso de vino junto a Claudio de Lorena". Con este amigo compartirá también su afición por el paisaje, aunque desde perspectivas distintas. Por ello, esta obra, la tercera de las Estaciones, refleja un tono crepuscular, de atardecer, ya que simboliza la edad madura. Para completar la alegoría ha elegido el texto de las uvas de Canaá, también conocido como la Tierra Prometida. Tras su salida de Egipto, Moisés envía a unos mensajeros a explorar la Tierra Prometida por Dios a los judíos. Pasado un tiempo, los mensajeros regresan portando estas uvas, como signo de la fertilidad de la tierra. Para resaltar este aspecto crepuscular, Poussin ha empleado de forma mayoritaria el azul en distintos tonos, como haría en las demás para responder a cada momento del día.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto