El Manneporte visto desde la costa este

Compartir

Datos principales

Fecha 
1885
Material 
Estilo 
Dimensiones 
65´5 x 81´3 cm.

Esquema relacional

Desarrollo

La forma de trabajar de Monet sufrió un importante cambio con los cuadros de Etrerat. Ahora empezará a realizar estudios directamente del natural para luego retomarlos en el taller, donde eran perfeccionarlos. De esta manera, recuperaba la fórmula de los cuadros enviados al Salón y podía pasar más tiempo con Alice, quien se quejaba de pasar largas temporadas sola. Esta obra que contemplamos fue realizada durante el otoño de 1885, tomando un punto de vista diferente al acostumbrado -véase El Manneporte cerca de Etrerat- pero que no deja de causar impresión en el espectador. Los impactantes acantilados de las cercanías de Etrerat son realizados tomando un punto de vista elevado, como si de una vista aérea se tratara, interesándose el maestro por efectos de luz y color. Así, una sensación atmosférica envuelve los contornos y crea un efecto de bruma que lleva a unir el mar y el cielo, suprimiendo la línea del horizonte. Las sombras adquieren tonalidades violáceas características del Impresionismo. La manera de aplicar las pinceladas indica la calma en el mar -sólo las olas llegan a la playa o los farallones- creando efectos de contraste en las zonas de sombra. El resultado es de una gran belleza visual a pesar de estar realizado en el taller y no a "plein-air".


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto