El barbero del Papa

Compartir

Datos principales

Fecha 
1650
Material 
Dimensiones 
48´3 x 44´4 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Entre los retratos pintados por Velázquez durante su estancia romana de 1650 se hace referencia a uno protagonizado por el Barbero del Papa, suponiéndose que se trata de este que aquí contemplamos. Curiosamente el maestro emplea un colorido más oscuro que en los demás retratos - vease el de Inocencio X o el de Camillo Massimi - pero aun así no desmerece en absoluto a lo que pintó en aquellas fechas. Velázquez se interesa por resaltar la nobleza de este hombre de fisonomía vulgar, destacando la expresión resignada y melancólica. La pincelada es rápida, aplicada con sabiduría y precisión a pesar de la soltura, recogiendo la técnica de la escuela veneciana con Tiziano a la cabeza.A pesar de la austeridad de color, nos encontramos ante un excelente retrato que pone de manifiesto como el pintor está demostrando en este segundo viaje que ha superado su etapa de formación y que se presenta en la Ciudad Eterna como un importante maestro. Ahora no va aprender sino a mostrar lo que ha aprendido.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto