Eco geológico

Compartir

Datos principales

Fecha 
1982
Material 
Tipo 
1
Dimensiones 
100 x 100 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Sobre un paisaje marino apenas esbozado (son las manchas de color, en gamas azules y amarillas, las que producen en el espectador el efecto atmosférico de paisaje) se desarrolla una aparición más que sorprendente por lo original. Como en cuadros anteriores, un grupo de la historia de la pintura o de la escultura se convierte en el protagonista de la composición de Dalí. En este caso se trata de la Piedad de Miguel Angel, que en la actualidad se encuentra en la basílica de San Pedro en Roma. Pertenece, dentro de la historia del arte, a la culminación de las experiencias del genio florentino dentro de la estética del clasicismo. Ese símbolo del arte clasicista es utilizado por Salvador Dalí para sus propios intereses, como son provocar inquietud, sorpresa y asombro en el espectador. Existe bastante precisión en el dibujo del artista catalán, que delimita bien los pliegues de los vestidos o el perfil de los rostros. En cambio, también permite la entrada a un creciente dominio de las grandes superficies de color, las cuales son aplicadas de manera más libre. Esa utilización del color y la selección de las tonalidades convierte al grupo de Cristo muerto y la Virgen María en una imagen bastante extraña, de apariencia fantasmal. Más aún. Cuando fijamos nuestra atención en el cuadro nos damos cuenta que ese conjunto que había sido paradigma del clasicismo se transforma en otra cosa. Dalí aplica con mucha libertad sus ideas sobre la escultura y agujerea los dos senos de la Virgen para que se pueda ver, a través de su cuerpo, un típico paisaje ampurdanés de rocas y playas, que tan presente está siempre en su pintura.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto