Ecce Homo

Compartir

Datos principales

Fecha 
1548 h.
Escuela 
Dimensiones 
69 x 56 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

La relación entre Tiziano y Carlos V fue excelente como avala el numeroso grupo de obras que se pintaron para el emperador: Carlos V en Mühlberg, la Gloria, la Dolorosa o este Ecce Homo, que posiblemente fue el cuadro que el maestro llevó a Augsburgo en 1548 para entregárselo personalmente al monarca. La enorme figura de Cristo está inspirada en Miguel Angel como muestra su fuerte musculatura y su sentido escultórico. Pero el juego de la luz es muy tizianesco al emplear un foco lumínico procedente de la izquierda que incide en una amplia zona y deja el resto en penumbra, anticipándose así al Tenebrismo. Este juego de luz acentúa el dramatismo y la tensión de la escena, apreciándose claramente el sufrimiento de Cristo con su cabeza baja. La sangre que cae por el pecho incide aún más en esta idea. Es ésta una obra de clara inspiración contrarreformista que Carlos V se llevó a Yuste cuando abandonó la política en 1556, lo que demuestra la alta estima que la tenía.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto