Duque de Buckingham escoltado por Minerva y Mercurio al Templo de Virtus

Compartir

Datos principales

Fecha 
1625 h.
Material 
Ver en Maps

Esquema relacional

Rubens coincidió con el duque de Buckingham en París con motivo de la boda de la princesa Enriqueta María y Carlos I de Inglaterra, boda para la que el pintor había concuido la decoración del Palacio de Luxemburgo con la serie de María de Medicis. Gracias a este encuentro, el maestro flamenco consiguió dos importantes encargos: el retrato ecuestre del duque -para el que realizó un excelente dibujo del rostro- y la decoración del techo de la escalera del palacio de York House, obras en la que se trataba de exaltar la figura del todopoderoso primer ministro británico. Con estos trabajos, el Barroco llegó a las Islas Británicas.En el boceto que guarda la National Gallery de Londres podemos observar el momento en el que el duque es introducido en el templo de la Virtud por Mercurio y Minerva, mientras las Tres Gracias le ofrecen una corona de flores. Alrededor del duque encontramos toda una apoteosis celestial en la que dominan las posturas escorzadas, el movimiento y el dinamismo, creando un efecto teatral tan del gusto del maestro flamenco.La perspectiva de "sotto in sù" empleada está inspirada en el Renacimiento italiano, mientras que la estructura de la composición tiene en Correggio su referencia más directa, especialmente las figuras de las Gracias y el ambiente que envuelve la composición, inspirado en la escuela veneciana. Gracias al éxito obtenido con estos trabajos, Rubens recibirá posteriormente el encargo de la decoración de la Banqueting House en el Palacio de Whitehall.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto