Duque de Alba

Compartir

Datos principales

Fecha 
1795
Material 
Dimensiones 
195 X 126 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Gracias al contacto con diferentes casas nobiliarias, entre ellas las de los Duques de Osuna y los de Alba, Goya se va a convertir en el pintor de moda de la aristocracia madrileña. Desde 1795 la relación con los Duques de Alba se intensificará y a partir del fallecimiento, el año siguiente, del Duque, el maestro va a entablar algo más que una profunda amistad con Doña María del Pilar Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo, la desconsolada viuda del personaje aquí representado. Don José Álvarez de Toledo era Marqués de Villafranca y Duque de Alba tras su matrimonio con Doña Cayetana, quién tenía 13 años cuando se casó, por 19 de su marido. Era, sin duda, un matrimonio de conveniencia entre dos de las familias más importantes de la nobleza hispánica. Goya ha sabido captar a la perfección la personalidad de Don José, hombre serio, incluso melancólico, muy aficionado a la música, por lo que se apoya en un piano y sostiene una partitura de uno de sus compositores favoritos al que favoreció en ocasiones, Haydn. La influencia de la pintura británica en estos retratos del maestro es admitida por todos los especialistas, dejando un poco de lado su anterior admiración por Velázquez. Destacan los detalles de la marquetería del piano, contrastando con la pincelada suelta del suelo. En el fondo neutro se pueden observar dos zonas, una con mayor iluminación y otra en penumbra, sobre la que se recorta el rostro para destacarlo aun más, como ya hacía Tiziano en sus retratos.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto