Dos muchachos cantantes

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1626
Material 
Dimensiones 
62 x 54,5 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Las escenas de género serán frecuentes en la pintura holandesa del Barroco ya que los clientes, preferentemente burgueses enriquecidos por el comercio y de religión calvinista, solicitaban obras con temáticas "frescas" para decorar sus casas. En estas escenas de género encontramos un buen número que tienen la música como protagonista, bien con un fondo moralizante -como en los trabajos de Vermeer- o como asunto trivial, como podemos observar en esta composición de Hals. Los dos muchachos se sitúan ante un libro de partituras, apoyado en otros dos en los que podemos apreciar el monograma del pintor; uno de los chicos sosteene un laúd mientras el otro observa sorprendido las notas musicales. Una vez más, la atención del artista se concentra en los expresivos gestos de los jóvenes, centrando con la luz sus rostros. Las pinceladas son rápidas y certeras, renunciando a los detalles que caracterizan los retratos "oficiales" -véase a Willem van Heythuysen o Aletta Hanemans- pero la gama cromática empleada no varía, adueñándose los pardos y sienas del conjunto. El resultado es una obra de diversión contenida con la que Hals demuestra su elevada capacidad interpretativa.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto