Don Justino de Neve

Compartir

Datos principales

Fecha 
1665
Material 
Estilo 
Dimensiones 
210 x 127 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Uno de los mejores clientes y protectores de Murillo fue don Justino de Neve, canónigo de la catedral de Sevilla y uno de los principales impulsores de las reformas de algunos templos de la ciudad. Don Justino será el promotor de las obras en la iglesia de Santa María la Blanca -encargando los lienzos del Sueño del patricio y la Visita al Pontífice- y el fundador del Hospital de los Venerables Sacerdotes, para donde Murillo pintó una de sus más interesantes Inmaculadas. El clérigo aparece sentado en un sillón de terciopelo rojo, junto a una mesa en la que contemplamos un libro, un reloj y una campanilla. Una perrilla con un lazo rojo acompaña al canónigo, simbolizando la fidelidad. Don Justino dirige su inteligente mirada al espectador, centrando el pintor su atención sobre el rostro del retratado que ha sido iluminado por un potente foco de luz. Un fondo arquitectónico con un amplio cortinaje rojo cierra la escena, otorgando sensación de profundidad a través de la balaustrada que se abre a un paisaje. El escudo de armas del canónigo se representa en el pilar del fondo. Las tonalidades negras del hábito aportan mayor solemnidad a la composición, creando un efecto vaporoso que recuerda a Van Dyck.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto