Distribución de la limosna y muerte de Ananías

Compartir

Datos principales

Fecha 
1424-28
Material 
Dimensiones 
230 x 162 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

La historia que Masaccio representa en la pared frontal de la capilla Brancacci -compartimento inferior del lateral derecho- está inspirada en los Hechos de los Apóstoles: "La multitud de los creyentes tenía un sólo corazón y una sola alma, y nadie llamaba propia cosa alguna de cuantas poseían, sino que tenían en común todas las cosas. (...) No había entre ellos indigentes porque todos los que poseían haciendas o casas las vendían y llevaban el precio de lo vendido y lo ponían a los pies de los Apóstoles; y se repartía a cada uno según necesitaba. (...) Cierto varón llamado Anaías, de acuerdo con Safira, su mujer, vendió una posesión y se apropió parte del precio sabiéndolo su mujer; llevó el resto y lo puso a los pies de los Apóstoles. Mas Pedro le dijo: "Ananías, ¿por qué ha llenado Satanás tu corazón hasta el punto de engañar al Espíritu Santo y apropiarte del precio del campo? ¿Es que antes de venderlo no era tuyo y aun después de vendido no continuaba en tu poder? (...) No has mentido a los hombres sino a Dios". Al oír Ananías estas palabras cayó muerto". Su esposa, cómplice del engaño, también cayó muerta siendo enterrados ambos por los jóvenes. Masaccio presenta la escena ante una serie de edificios y montañas con los que obtiene el efecto de perspectiva, una de sus obsesiones como miembro del Quattrocento. Los dos episodios a los que se refiere la Biblia están unidos en la misma escena, repartiendo san Pedro la limosna y yaciendo en la parte inferior Ananías. Algunas zonas del fresco fueron pintadas por Filippino Lippi debido a la pérdida de la obra años después de ser pintada. Se consideran de manos de Lippi el manto rosa y la túnica de san Juan así como los pies y las manos de Ananías. La composición se relaciona con el San Pedro cura con su sombra, creando una perspectiva espacial unitaria en ambas imágenes. Las figuras destacan por su monumentalidad, siendo la luz uno de los factores que refuerzan el carácter escultórico. Las expresiones de los rostros están perfectamente interpretadas, poniendo de relieve la capacidad como retratista de Masaccio. Respecto al significado que contiene el asunto, se especula con una referencia a la reforma efectuada en Florencia en 1427 con la introducción del catastro, un sistema más equitativo a la hora de recaudar impuestos. También se ha querido ver una alusión a la familia Brancacci al identificar la figura arrodillada tras san Pedro con el cardenal Rinaldo Brancacci o el también cardenal Tomasso Brancacci.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto