Descenso al Limbo

Compartir

Datos principales

Fecha 
1305-10
Escuela 
Dimensiones 
45 x 44 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

La tabla de la Alte Pinakothek de Munich es una de las que formaban parte de un retablo, del que nos informan las crónicas, que se le encargó a Giotto para la Santa Croce. Después de resucitado, Cristo baja al Limbo para llevarse al cielo a algunos santos. La obra es de fácil lectura y está muy bien ambientada. Cristo, acompañado de otro personajes desconocido, que bien podría ser un franciscano, con los atributos de su triunfo sobre la muerte, entra en escena por la parte izquierda. El segmento rocoso de las puertas del Limbo separa este grupo del de los santos. Pero Giotto excava en el macizo y nos presenta también su interior, con los santos arrodillados y esperanzados por la llegada del Salvador. Pese a la separación, los dos grupos quedan unidos por sus manos. Llama la atención las dimensiones que toma la montaña y todos los accidentes orográficos que la recorren. Si los santos están bien caracterizados, no menos lo están los demonios que, entre las rocas, huyen por la presencia de Cristo.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto