Descendimiento de la cruz

Compartir

Datos principales

Fecha 
1430-40
Material 
Escuela 
Dimensiones 
185 x 176 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

En un principio, el encargo de la obra principal que decoraría la sacristía de la iglesia de la Santísima Trinidad, en Florencia, recayó sobre Lorenzo Monaco que, por razones que desconocemos, fue sustituido por Fra Angelico cuando ya había comenzado a realizar la obra. Posiblemente, un encargo más importante o desavenencias con el comitente determinaron el cambio de manos del encargo. A Monaco se deben las escenas que decoran los tres frontones del retablo, de un estilo mucho más caligráfico y lineal que el característico del Beato Angélico. Aun así, Monaco consiguió dar cierta unidad narrativa a los tres paneles del remate. Fra Angelico, en primer lugar, suprimió los listones que separaban el retablo en tres partes, con el fin de dar mayor unidad a la representación. Además, en las fajas de los extremos de la estructura de madera, figuró diferentes santos con sus atributos habituales y mirando de frente al espectador, pero apoyados en un pedestal, lo que certificaba cierta profundidad y cierto espacio. Pero donde Fra Angelico desarrolló sus conocimientos de perspectiva fue en la tabla central, donde creó un espacio real al aire libre, colocando el motivo del Descendimiento del Cristo muerto. El cuerpo tendido de Jesús está siendo bajado de la cruz por sus discípulos, apoyados en escaleras los que lo han desclavado, recogido por otros dos santos que se sitúan en el suelo. A la izquierda de la composición, las santas mujeres: mientras María contempla apenada el sudario de su hijo, la Magdalena besa los pies del crucificado; el resto guarda silencio. A la derecha, el grupo masculino, de donde sobresale un personaje que porta la corona de espinas y los clavos de la Pasión. Arrodillado en esta parte, guardando simetría con María Magdalena, la figura de un personaje desconocido en actitud de plegaria, que bien pudiera ser el comitente de la obra, Palla Strozzi. El grupo femenino se recorta sobre un fondo de ciudad amurallada que se pierde en la distancia; a la derecha, unas colinas de colores terrosos describe una diagonal hacia el fondo, como la fortificación de su lado opuesto. Arriba, dos grupos de ángeles asisten al dolor contenido que refleja el acontecimiento.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto