Dalí de espaldas pintando a Gala de espaldas eternizada por seis córneas...

Compartir

Datos principales

Fecha 
1972-73
Material 
Dimensiones 
60 x 60 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Es éste, sin duda, uno de los cuadros más conmovedores, más íntimos, de la producción de Salvador Dalí. En la tranquilidad del hogar, retrata a Gala mientras ésta se mira en el espejo. El dominio de los diversos planos de profundidad es magistral: se podrían enumerar hasta cuatro de esos planos, separados los dos del primer término de los más profundos por el espejo. De forma sutil, Dalí realiza una reflexión de la naturaleza y objetivos de la pintura occidental. Desde el Quattrocento, L.B. Alberti y Brunelleschi habían formulado las leyes de la perspectiva lineal, instrumento con el que poder representar todo el universo en un lienzo. Para ellos el cuadro era la ventana desde la cual el artista observa y refleja el mundo. Además, en ese complejo juego de sensaciones espaciales el artista reflejaba su maestría, al y como se venía practicando desde el Barroco. Dalí había aprendido los recursos del oficio desde su primera adolescencia y se había servido de la idea de mímesis (como imitación verosímil de lo real) de maneras diversas. Primero, para crear ilusión y, más tarde, sobre todo en sus obras surrealistas, para destruir esa misma ilusión. Tras años de experimentación, el pintor catalán estaba en condiciones de afirmar que la pintura objetiva era capaz de reflejar no sólo lo visible sino también lo invisible. Además, por el argumento del cuadro Salvador Dalí realiza un abierto homenaje a sus predecesores más insignes. El autorretrato de pintor con paleta y lienzo había sido practicado antes por Velázquez (Las meninas) y por Goya (La familia de Carlos IV), entre otros. Entre las primeras conclusiones que se extraen de ese tipo de cuadros está la autocomplacencia del pintor en su propio arte. Es tal el grado de concentración que se vuelca en las dos figuras que parecen estar petrificadas, congeladas en un momento único, dominado por el silencio y por el estatismo.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto