Cupido tensando su arco

Compartir

Datos principales

Fecha 
1533-34
Material 
Estilo 
Dimensiones 
135 x 65,3 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Quince años más joven que Correggio, su maestro, sí contó Parmigianino con influencias de otras escuelas del protomanierismo, pues estuvo en Roma, con estancias en Florencia y Bolonia, y en Mantua conoció a Giulio Romano. Se cree era extremadamente inclinado a la alquimia, y también se interesó, como hicieron Pontormo y Bronzino, por las estampas de Durero, convirtiéndose en uno de los más destacados grabadores italianos, con novedades propias en el uso del color. Pronto se desprendió de la vaporosidad de Correggio, adoptando un estilo muy personal, que se complacía en líneas fluidas y precisas de refinamiento extremo en la sinuosidad ondulante de contornos y ropajes, en un alargamiento caprichoso de las figuras y en las selectas gamas de color, que se traducen en artificiosa dicción de gran éxito inmediato a pesar de la banal cortesanía de los contenidos. Parmigianino busca impactarnos en esta composición por la postura de Cupido, de espaldas y curvado para trabajar en su arco, al mismo tiempo que se gira para dirigir su mirada hacia el espectador. Con su pie izquierdo pisa dos libros -¿el triunfo del amor sobre la cultura?- y entre sus dos piernas observamos a dos amorcillos peleándose, en los que destacan sus expresivos rostros. Las figuras se recortan ante un oscuro fondo neutro y reciben un potente foco de luz procedente de la izquierda, que anticipa ya el Barroco.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto