Cuatro evangelistas

Compartir

Datos principales

Fecha 
1447-49
Material 
Escuela 
Ver en Maps

Esquema relacional

En 1445, el Papa Eugenio IV requirió los servicios de Fra Angelico para la decoración de algunos muros de la basílica de San Pedro de Roma y otros encargos particulares. Ninguna de estas obras se ha conservado. Dos años después, el nuevo Papa Nicolás V, encomendó al fraile pintor la ornamentación de su capilla privada en El Vaticano, con las historias de los santos diáconos Esteban y Lorenzo. En la cúpula, Fra Angelico figuró a los Evangelistas.Los Evangelistas, acompañados de sus símbolos característicos, se presentan sentados en unas nubes de cualidades esponjosas y descritas en semicírculo. Sus figuras se recortan potentes sobre un cielo azul estrellado que simboliza el ámbito celestial. Las capas de los Evangelistas se extienden a lo largo de sus bancos de nubes, en cuyos ribetes llevan inscripciones. Las túnicas son de vivos colores, que hacen resaltar más sus figuras. La representación de los Evangelistas es tan espectacular como la magnificencia del resto de los frescos. Así, el carácter de estas pinturas se muestra muy alejado del ideal de pureza y armonía de los frescos anteriores para San Marcos de Florencia. Quizá la opulencia que perseguía la Iglesia fuera la que determinara el cambio de registro del fraile pintor. Para las escenas de la capilla Niccolina, Fra Angelico se valió de ayudantes, siendo Benozzo Gozzoli el de mayor importancia.


Iglesia de Santa Sofía (Estambul)
Iglesia de Santa Sofía (Estambul)

Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto