Cristo en el lago de Genezaret

Compartir

Datos principales

Fecha 
1854
Material 
Dimensiones 
59´8 x 73´3 cm.

Esquema relacional

Desarrollo

Una de las máximas del Romanticismo es la grandeza de la naturaleza comparada con el ser humano. Esta obra sería una de las más significativas en este aspecto de Delacroix al mostrarnos la fuerza de una tormenta en el lago de Genezaret. La barca, en una intensa diagonal, parece ir a la deriva mientras los apóstoles intentan recoger las velas para evitar su rotura. Ante tanto movimiento, Cristo permanece dormido plácidamente en la proa, iluminado su tranquilo rostro por el halo que rodea su cabeza. De esta forma, Delacroix contrapone la luz cristiana frente a las tinieblas del pecado. Al margen de significados simbólicos, esta obra destaca por el excelente estudio cromático y lumínico al mostrarnos una amplísima gama de azules. Con largas pinceladas crea las nubes, las olas o el fondo ribereño, obteniendo un conjunto difícilmente superable.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto