Cristo en casa de Marta y María

Compartir

Datos principales

Fecha 
1567
Material 
Escuela 
Ver en Maps

Esquema relacional

La escena narra el episodio evangélico en que Jesús fue recibido por una mujer llamada Marta, que le ofreció hospedaje. María, la hermana de la mujer, escuchaba atentamente a los pies de Cristo su palabra sin atender a los quehaceres de la casa, lo que provocó la indignación de Marta que dijo a Jesús: "Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje sola en los quehaceres de la casa? Dile, pues, que me ayude". El señor contestó: " Marta, Marta, tú te preocupas y te apuras por muchas cosas y sólo es necesaria una. María ha escogido la parte mejor, que no se le quitará" (Lucas; 10, 38-42). Tintoretto presenta el asunto como si se desarrollara en una casa cortesana, vestidas las dos mujeres con sus mejores galas, en un recurso que evoca a Veronés. El episodio tiene lugar en un interior; Cristo está en la izquierda de la composición, ante una mesa, en una postura forzada que es característica del maestro, iluminado por un potente foco de luz que acentúa los contrastes lumínicos con los que otorga el ritmo a la composición. María se sitúa junto a él, escucha sus palabras mientras Marta recrimina su actitud con un severo gesto, dirigiendo el dedo acusador a su hermana. Alrededor de la mesa y ante la puerta de la casa se reúnen algunos discípulos mientras una joven se afana en preparar la comida al fuego, en una extraordinaria imagen de una cocina entre la bruma de la lejanía y del fuego. La sensación atmosférica quizá sea el mejor elemento de la composición, desdibujando los contornos al introducir el aire entre las figuras. La perspectiva alzada acentúa el dinamismo de la escena y juega con los escorzos de los personajes. Y es que Tintoretto se interesa especialmente por el movimiento, como más tarde hará Rubens, anticipándose así al Barroco.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto