Cristo crucificado

Compartir

Datos principales

Fecha 
1555 h.
Material 
Escuela 
Dimensiones 
214 x 109 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Hacia el año 1555 la vida de Tiziano empieza a manifestar importantes cambios que influirán en su pintura. La boda de su hija Lavinia, los problemas con su hijo Pomponio, el fallecimiento de su hermano Francesco y su amigo Pietro Aretino, ... Todos estos problemas ponen de manifiesto al artista su vejez y soledad lo que se refleja claramente en algunos de sus trabajos como este Cristo crucificado que sería enviado a Felipe II.Resulta particularmente impresionante la soledad del Crucificado, acompañado por el cráneo de Adán mientras los últimos soldados que le custodiaban abandonan el lugar. El paisaje también está cargado de dramatismo, anticipando los paisajes que pintará Veronés.Las luces modelan el cuerpo de Cristo, renunciando a la línea monumental que caracteriza los trabajos de Miguel Angel para interesarse por el color, verdadero protagonista de la composición. Las pinceladas son cada vez más fluidas y rápidas, renunciando a los detalles para interesarse por las atmósferas, aumentando de esta manera la carga dramática del conjunto. A diferencia de la Crucifixión de Ancona, Cristo está en los momentos anteriores a su muerte, agachando la cabeza de tal manera que casi se convierte en una masa oscura que apenas podemos identificar. La carga emocional de este gesto aumenta la soledad de Jesús, fiel reflejo de los sentimientos del artista en este duro momento de su vida.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto