Cristo atado a la columna

Compartir

Datos principales

Fecha 
1441 h.
Material 
Escuela 
Dimensiones 
165 x 142 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

La decoración de las celdas del convento de San Marcos no tiene un ciclo representacional claro desarrollado en continuo. Algunos historiadores opinan que la única clasificación posible sería determinar las pinturas según al grado eclesiástico del ocupante de la celda. De cualquier manera, lo que sí podemos afirmar con seguridad es que las pinturas ofrecen argumentos precisos con la única intención de servir de inspiración a su contemplador, que debe reflexionar en silencio sobre la imagen, para llevarlo a la adoración y oración en su mundo de recogimiento. Por esta razón, escenas tan ejemplificadoras como los episodios de la Pasión de Cristo están ampliamente desarrolladas en la decoración del convento. Aquí se presenta una imagen muy sucinta, pero muy clara, con el tema del Cristo a la columna. El eje central de la composición lo forma la figura de Jesús atado en la columna. Se sitúa sobre un pedestal y se recorta, casi con la potencia de una escultura, sobre un fondo de colores claros. Sentada sobre la tarima, la Virgen muestra a su hijo con expresión de dolor. En el otro extremo, Santo Domingo, semidesnudo y arrodillado, se aplica el flagelo siguiendo el ejemplo de Jesús. Las posturas de los protagonistas ejemplifican claramente los diferentes planos de la composición. Pero, lo más importante de la obra, es comprobar la potencia que Fra Angelico consigue figurando un espacio sin apenas líneas estructurales ni detalles narrativos.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto