Coronación de la Virgen

Compartir

Datos principales

Fecha 
1603-05
Material 
Estilo 
Dimensiones 
163 x 220 cm. (oval)
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Destinada al centro de la bóveda del presbiterio de la iglesia del Hospital de la Caridad de Illescas, esta Coronación de la Virgen se puede considerar como la imagen más bella de las pintadas por El Greco de esta temática. María se sitúa en el centro de la composición, como si del eje de simetría se tratara. A su vez, dos diagonales se entrecruzan en la figura principal, constituyendo un aspa muy empleada en el Barroco. Dios Padre a su izquierda y Jesús a su derecha sostienen la corona, sobre la cual se encuentra la paloma del Espíritu Santo, conformando una típica representación de la Trinidad. El conjunto se completa con angelitos en escorzadas posturas y querubines, influencia típicamente manierista. El formato ovalado motiva la distorsión de las nubes que sirven de trono a los sagrados personajes. La perspectiva de "sotto in su" está reforzada por el lugar que ocupa la escena, obteniendo un mayor efecto dramático. La Virgen eleva la mirada hacia el Espíritu Santo y refuerza la idea de ascensionalidad. Los colores responden a la tradicional influencia de la Escuela veneciana en Doménikos: azules, carmines, verdes y blancos. El cromatismo viene motivado por la simbología católica; el azul simboliza la eternidad, el rojo el martirio y el blanco la pureza. Los fuertes fogonazos de luz provocan que allí donde incide con mayor fuerza se pierda la tonalidad y se convierta en blanco. Incluso las nubes adquieren el color de los mantos que tienen junto a ellas. La grandeza de las figuras responde al canon aplicado por El Greco y se alejan del tradicional; si en el canon clásico corresponde una cabeza a siete partes del cuerpo, en el de Doménikos corresponde a la décima parte del cuerpo, obteniendo figuras alargadas con cabeza pequeña y miembros desproporcionados. Aún se mantiene la influencia de Miguel Ángel en los cuerpos amplios, pero a medida que desaparece esa influencia nos encontramos con auténticos personajes famélicos que se pierden entre los abultados ropajes. Para el mismo lugar, El Greco pintaría la Virgen de la Caridad y el San Ildefonso.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto