Corona de Recesvinto

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
653-672
Material 
Tipo 
3
Dimensiones 
20,6 cm. diámetro
Ver en Maps

Esquema relacional

El gran aro de oro y pedrería de la corona real de Recesvinto se complementaba en estos exvotos con el nombre del rey en letras sueltas y las cadenas con las que se suspendía sobre el altar. En la corte toledana se promocionaron talleres de orfebrería áulica, a imitación de los bizantinos, que fabricaron estas piezas lujosas y llamativas, con las que gustaban de adornar los vestidos y el mobiliario, como símbolo de poder y prestigio. El conjunto de joyas fue hallado por unos campesinos, en 1858, junto a la Fuente de Guarrazar situada al lado del camino que entonces unía Toledo con Guadamur y donde, probablemente, hubo un monasterio. El tesoro estaba guardado en dos fosas revestidas de hormigón, lo que indica la intención de ocultar estas joyas para protegerlas de un peligro inminente, que pudo tener lugar años después de la invasión musulmana. Durante los años que siguieron al descubrimiento, el Tesoro se dividió y muchas piezas se perdieron. En el año 1941 volvieron a España desde París buena parte de las coronas y cruces, que desde entonces no han abandonado las salas del Museo Arqueológico Nacional.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto