Contrato matrimonial

Compartir

Datos principales

Fecha 
1640 S.F.
Material 
Dimensiones 
71 x 54 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

En el siglo XVII se cultivó un gusto particular hacia la pintura satírica y costumbrista. Van Craesbeeck, pintor de gran calidad, se especializó en escenas rústicas reflejadas de manera burlona. El tema del contrato matrimonial fue muy corriente, pero aquí se muestra como un episodio cómico. El padre de la joven tiene en la mano las monedas de la dote y se muestra desesperado ante el precio. Hay que decir que la muchacha parece estar encinta. La madre del novio, una vieja arpía, se muestra pétrea ante la decisión que ha tomado. La pareja, al fondo, apenas parece tener nada que decir. El marco es sombrío y pobre, lo que aumenta la sordidez del negocio. Los elementos que acompañan a la escena resultan sorprendentes: por un lado tenemos el prodigioso bodegón del primer plano, en el ángulo inferior izquierdo, de composición agradable. Por otro, nos encontramos con la grosería del chiste zafio que suponen los dos huevos y la zanahoria que presiden la mesa sobre la que se está pactando, con un significado obvio. Sin embargo, sobre la sordidez del tema se imponen el hábil manejo del pintor sobre las técnicas pictóricas, como son el empleo de los focos de luz y el modelado de los volúmenes, lo que da como resultado un conseguido óleo propio de la temática del último Barroco Centroeuropeo.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto