Condesa de San Segundo

Compartir

Datos principales

Fecha 
1535/37
Material 
Dimensiones 
128 x 97 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

A diferencia del retrato de su marido, la condesa no se halla rodeada de atributos de poder sino de status. Según el retrato de la época, es extraño retratar a una madre con su prole, puesto que las grandes damas aparecían normalmente en cuadros individuales. Parmigianino, sin embargo, ha captado a la condesa rodeada de sus tres hijos. Los pequeños están colocados de una manera extraña para lo que podría esperarse de una representación familiar: cada uno de ellos mira hacia el lado contrario de su madre, en diferentes posturas, lo que crea un juego de miradas que tienden hacia el exterior en lugar de concentrarse en la condesa. Este modo tan poco natural de representar la maternidad es en cierta manera lógico en nuestro autor, que era uno de los principales exponentes del Manierismo. De esta forma, consigue plantear en un tema tan poco dado a la innovación un movimiento excéntrico de las figuras, apoyado en la solidez corpórea de doña Camila Gonzaga, miembro de una de las más poderosas familias italianas. Por lo demás, las proporciones están mejor consideradas que en el retrato del Conde de San Segundo, su pareja, aunque la riqueza del vestuario y la fidelidad a los modelos son exactamente las mismas que en aquél.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto