Conde Potocki

Compartir

Datos principales

Fecha 
1781
Material 
Ver en Maps

Esquema relacional

David, joven artista que comenzaba a conocer la fama en su profesión, conoció en Roma al igualmente joven conde Potocki, quien despuntaba de manera similar en el panorama político europeo. Ambos personajes debieron de congeniar y Potocki le encargó su retrato a David, quien lo terminó al año siguiente en París. Potocki era un modelo de hombre ilustrado en el Siglo de las Luces dominado por la cultura francesa. Aristócrata de nacimiento, amante de las bellas artes, admiraba a Wincklemann, considerado uno de los primeros historiadores del arte de la época moderna. Tradujo sus obras al polaco y viajó por Italia para completar su educación. Este viaje era muy común entre los jóvenes de buena familia, sobre todo en Francia, donde se lo conocía como el "Grand Tour". En ese viaje fue como conoció a David. El artista lo retrata con un estilo que determinará los posteriores retratos del arte europeo y en especial del británico. Es una mezcla entre la grandiosidad del género histórico y la fidelidad del retrato. El producto será denominado "retrato histórico". David conjuga dos maneras de pintar diferentes y apasionadas: algunas zonas del lienzo están pintadas con premura, a grandes brochazos espontáneos que aportan frescura a la imagen. Otras partes están realizadas, en cambio, con minuciosidad primorosa. El juego de colores es vibrante: un azul "royale" puro, un amarillo limón y el blanco grisáceo que domina el resto de la composición. Los colores de la ropa del conde se hacen eco en los jaeces de su montura, que parece simbolizar el espíritu impetuoso del jinete.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto