Conde-Duque de Olivares

Compartir

Datos principales

Fecha 
1637-38
Material 
Estilo 
Ver en Maps

Esquema relacional

En este pequeño retrato de busto de don Gaspar de Guzmán apreciamos el paso de los años y el alto precio que pagó por su poder. Le encontramos más abatido y cansado que en los retratos de la década de 1620, con cierto aire de resignación, esbozando una ligera sonrisa que apenas destaca entre su gran mostacho y su perilla. Sus elementos de distinción apenas se aprecian - sólo observamos la llave de oro de mayordomo real -. Podría tratarse de una imagen realizada por Velázquez para que su taller elaborara diversos retratos del conde-duque, quien estaba en sus últimos años de gobierno al abandonar el poder en 1643, siendo desterrado de la corte, dirigiéndose a Loeches y después a Toro donde falleció en 1645. La maestría del sevillano se pone claramente de manifiesto en esta imagen en la que el abocetamiento es el protagonista, creando un sensacional efecto atmosférico alrededor de la figura, sin olvidar la captación de la personalidad del retratado.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto