Comunión de la Magdalena

Compartir

Datos principales

Fecha 
1655
Material 
Estilo 
Ver en Maps

Esquema relacional

La Comunión de la Magdalena es un cuadro de extremado sentimiento religioso. La habilidad del autor a la hora de captar con sumo realismo los objetos y los personajes nos acerca íntimamente a la escena. Espinosa emplea sus dotes como pintor para dotar de una expresividad patética al rostro de la Magdalena, vestida con harapos y desmelenada, símbolo humano del pecado y el arrepentimiento. El patetismo se ve acentuado por la calavera que ha rodado al suelo, que nos habla de la muerte y el fin de nuestros sufrimientos. La escena posee un carácter milagroso que se pone de manifiesto a través de la ruptura del espacio real en la parte superior, por la que aparece un coro de ángeles músicos para acompañar a la comulgante.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto