Coleccionista de estampas

Compartir

Datos principales

Fecha 
1866
Material 
Dimensiones 
66´5 x 92 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Los cuadros de "casacón" -llamados así por las casacas que visten los protagonistas masculinos- tuvieron gran éxito en Francia gracias a Meissonier, el gran creador de este estilo llamado "tableautin". Cuando Fortuny estaba en Roma se lanzó a la ejecución de estos cuadritos con los que obtendrá increíble fama y fortuna, siendo esta imagen que contemplamos una de las más significativas. En un recargado interior - recogiendo el pintor como vivía la sociedad burguesa de los siglos XVIII y XIX - un coleccionista contempla las estampas que le muestra un marchante mientras al fondo otro hombre espera con un cartapacio en la mano. La estancia se encuentra en semipenumbra, iluminada por un potente foco de luz procedente de la izquierda, creando una acertada sensación espacial, recordando incluso a Las Meninas de Velázquez, uno de los maestros más admirados por Fortuny. Pero lo más significativo es la minuciosa ejecución con la que aporta todo tipo de detalles y calidades de los objetos como se aprecia en el arcón, las medias de seda, el brasero, los objetos de cristal, el tapiz, la alfombra o las expresiones de las figuras, compaginando un toque suelto de pincel que no renuncia a los detalles con un acertado y firme dibujo. De esta manera crea uno de los estilos más interesantes del siglo XIX español y europeo, llenando de vida estos trabajos. El lienzo fue comprado por Walter Fol por 2.500 francos, siendo llevado a París donde fue contemplado por el marchante Goupil, que pidió infructuosamente a su propietario que se lo vendiera. Goupil solicitará una nueva versión a Fortuny, hoy en el moscovita Museo Pushkin.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto