Cicerón en su villa

Compartir

Datos principales

Fecha 
1839 h.
Material 
Dimensiones 
92,7 x 123, 2 cm.

Esquema relacional

Desarrollo

Una de las primeras referencias artísticas de Turner fue el pintor galés Richard Wilson, autor de varias escenas protagonizadas por Cicerón. Cuando Turner visitó Italia en 1819 pudo conocer personalmente los lugares que habían inspirado al galés, al tiempo que crecía su admiración por Claudio de Lorena. En Frascati realizó un bosquejo de la villa ciceroniana que serviría de punto de partida para la elaboración de este lienzo, a pesar de transcurrir veinte años entre ambos episodios. No debemos olvidar que buena parte de las obras de Turner están inspiradas directamente en la naturaleza -a través de sus bocetos y dibujos a lápiz- pero posteriormente serían modificadas por la memoria y su fecunda imaginación. La temática inspirada en el mundo clásico será habitual en la pintura de Turner, apreciándose en primer plano al orador romano en la terraza de su villa, contemplando el valle de Tusculum. La amplia perspectiva -Turner fue durante casi veinte años profesor en la Royal Academy de esta actividad- y la atmósfera que envuelve el paisaje serán las características habituales en los trabajos del maestro londinense, al igual que el empleo de tonalidades amarillentas que eran sus favoritas y de las iluminaciones doradas. El aspecto romántico y abocetado que adquiere la composición no será del agrado de la crítica, si bien el público trató con más cariño al autor.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto