Chubasco en Granada

Compartir

Datos principales

Fecha 
1870 h.
Material 
Dimensiones 
95 x 144 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Una de las principales preocupaciones de la pintura de paisaje en la segunda mitad del siglo XIX será la captación de fenómenos atmosféricos que implican, lógicamente, cambios de luz y color. Este es el objetivo de esta sensacional obra pintada por Muñoz Degrain a raíz de un viaje a Granada, recordando una tormenta que provocó la crecida de los torrentes de la ciudad. El agua es la verdadera protagonista de la composición, cayendo desde los tejados de las casas al torrente. La otra protagonista es la luz, una iluminación oscura en la que se van abriendo claros, como observamos en el cielo y en el reflejo del agua. La obra presenta las características del realismo, siguiendo Degrain los dictados de su gran maestro: Carlos de Haes.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto