Cazador

Compartir

Datos principales

Alias 
Don Antonio Hurtado de Salcedo
Fecha 
1664 h.
Material 
Estilo 
Dimensiones 
238 x 135 cm.

Esquema relacional

No son muchos los retratos realizados por Murillo que se dedicó especialmente a asuntos religiosos, abandonando prácticamente otras temáticas. Sin embargo, los pocos que realizó son de extrema calidad como éste de don Antonio Hurtado de Salcedo, como cazador. Don Antonio Hurtado era secretario de Felipe IV y bien pudo contemplar los retratos de caza realizados por Velázquez al monarca, su hermano don Fernando y su hijo Baltasar Carlos. Esa pudo ser la razón de este encargo, realizado entre 1647 -fecha en la que don Antonio recibe el hábito de la Orden de Santiago- y 1664, momento en el que recibe el título de marqués de Legarda ya que la corona de marqués no aparece en el escudo de armas que Murillo labra en la piedra tras el cazador. La fecha que asumen la mayoría de los especialistas como correcta es 1664 ya que en esos años el marqués tenía casa en Sevilla, cercana a la del pintor, siendo nombrado del Hospital de la Caridad al año siguiente, el mismo que Murillo. La relación entre ambos pudo ser estrecha y fruto de este contacto pudo surgir este impresionante retrato, uno de los más espectaculares de la pintura hispánica. Don Antonio aparece al aire libre, de pie, con las piernas abiertas y dirigiendo su mirada al espectador. Viste un jubón de color verde donde destaca la cruz de Santiago y una camisa blanca cuyos mangas y cuello se dejan ver. Calzas pardas y medias grises completan la indumentaria del cazador. A su lado contemplamos a un criado con tres perros y las piezas conseguidas en la jornada cinegética, conformando un conjunto de elevadísima calidad. La relación de este retrato con las obras velazqueñas no es muy estrecha, existiendo más vinculación con los trabajos que en estas fechas hacía Carreño.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto