Catedral de Salisbury desde los prados

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1829-31
Material 
Dimensiones 
135,8 x 188 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Tras el fallecimiento de su esposa María en 1828, Constable se traslada durante una temporada a Salisbury invitado por el tío de su buen amigo John Fisher, el obispo de la diócesis. Constable intentará superar el duro golpe de la muerte de María refugiándose en la pintura, mostrando un cambio significativo respecto a sus trabajos anteriores, más alegres y coloristas. Como bien podemos aquí observar, la paleta del maestro se ha hecho más oscura y los cielos más dramáticos, reflejando el sentimiento de melancolía hacia los tiempos pasados.Fue el propio Fisher quien encargó a su amigo una imagen de la catedral, para lo que Constable realizó varios bocetos, uno de ellos éste que contemplamos, en el que apenas existen variaciones con la obra definitiva que guarda la National Gallery de Londres. Resulta curioso que el maestro emplee elementos característicos del valle del Stour y sus obras anteriores: la carreta está tomada de El carro de heno mientras que el sauce reproduce el árbol que aparece en el Salto del caballo, así como el perro o la embarcación.El cielo es oscuro y tormentoso, trabajado de manera empastada al aplicar la espátula, resaltando entre las nubes la catedral de Salisbury, una de las joyas del Gótico inglés, con su elevada aguja. La masa de árboles de la zona izquierda descompensa la composición, al abrir el paisaje por la derecha, siendo este esquema uno de los favoritos de sus últimos años. El naturalismo y el pintoresquismo que caracteriza sus obras iniciales va dejando paso a una pintura más sentimental, incluso podíamos decir que expresionista -"pintar es para mí sólo otra palabra para sentir" escribió en 1821 a un amigo-.El empleo de tonalidades oscuras y cielos nublados ha sido interpretado por algunos especialistas como una referencia a las "tormentas" políticas que se vivían en Inglaterra en aquellos momentos, cuando las medidas reformistas estaban intentado salir adelante con el absoluto rechazo de los conservadores, en cuyas filas se incluían tanto Constable como el obispo Fisher, considerando que negras expectativas se ciñen sobre la Iglesia y el Estado.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto