Caspar David Friedrich en su estudio

Compartir

Datos principales

Fecha 
1812
Material 
Dimensiones 
53,5 x 41 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Al igual que en la otra obra de Kersting, de similar título, aparece Friedrich en su estudio de la calle An der Elbe 26, en Dresde. Las características son similares pero presenta, asimismo, importantes y significativas diferencias. Realizada al año siguiente de la de Hamburgo, 1812, éste óleo de Berlín muestra una visión más reducida de la sala, en un ángulo del estudio, por lo que la visión se limita y concentra en el pintor. Su actitud es diferente. Apoyado en el respaldo de una silla, con el tiento y la paleta en la mano, Friedrich contempla meditabundo un cuadro en el que está trabajando, girado hacia la luz, de forma que el espectador no lo puede ver. Fiel a su máxima, "cierra tu ojo físico para que puedas ver el cuadro con el ojo de tu mente; luego saca a la luz lo que has visto en la oscuridad, para que pueda afectar a otros", Friedrich se retira hacia atrás y reflexiona, escruta la obra con detenimiento. En su actitud, ve más que el espectador, es decir, se sitúa por encima de él. Así es como gustaba ser representado: mirando hacia el interior, ajeno al exterior, a esa luz foránea - como las nubes que pasan ante su ventana - que guía a la mayoría de las personas. Es el momento de inspiración, el "sagrado momento"; la luz se dirige directamente sobre el lienzo, desde el cielo. Pero esta obra de Kersting no es sólo una alegoría sobre el arte de Friedrich; es también la plasmación de la soledad, buscada pero también impuesta por la sociedad, del pintor que sigue exclusivamente los dictados de su conciencia.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto