Carrera de caballos

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1867 h.
Material 
Estilo 
Dimensiones 
43´9 x 84´5 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

En sus deseos de mostrar la vida moderna en sus cuadros, Manet va a realizar algunas escenas de carreras de caballos en el hipódromo de Longchamp, construido en el Bois de Boulogne durante el plan urbanístico diseñado por el barón Haussmann, prefecto de París desde 1853 hasta la caída de Napoleón III. Este bosque había constituido tradicionalmente un coto de caza para la nobleza y con esas reformas se convirtió en zona de recreo para la ciudad, haciéndose más popular. Sin duda, al hipódromo solía acudir la alta burguesía, como podemos observar en las mujeres con las sombrillas de primer plano, a la izquierda. Manet se interesa por el movimiento, para lo cual reniega de la tradicional pintura de caballos que tanto éxito tenía, por ejemplo, en Inglaterra. Los caballos montados por sus jinetes se acercan al espectador, como si estuvieran ascendiendo una pendiente. Este enfoque supone una novedad, al igual que la libre ejecución empleada; los colores se aplican con pequeñas y rápidas pinceladas, preocupándose más del conjunto que de los detalles. También existe interés por los efectos lumínicos del momento, pudiendo estar realizada al aire libre, aunque Manet prefería trabajar en el estudio. La invención de la fotografía se dejará sentir en la pintura ya que muchos artistas la tomarán como modelo y cortarán los planos como si se tratara de una foto: éste es un buen ejemplo de dicha novedad. Los temas hípicos serán muy estimados por Degas, otro de los artistas del Impresionismo, que empleará fotografías para realizar sus obras.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto