Carlos III cazador

Compartir

Datos principales

Fecha 
1787
Material 
Dimensiones 
207 X 126 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

No existen pruebas de que el rey Carlos III posara en alguna ocasión para Goya, por lo que esta excelente imagen pudo estar inspirada en otro retrato del monarca. Pero debió tener bastante éxito, porque se pintaron cinco cuadros iguales. La gran afición de Carlos III era la caza, a la que dedicaba varias horas todos los días del año, considerándolo un ejercicio físico fundamental para no caer en la locura, como había ocurrido en el caso de su padre Felipe V y su hermano Fernando VI. Así, de este modo, intentaba huir de sus fantasmas. El aspecto de hombre bonachón, curtido por el sol y por el trabajo, de este monarca han sido perfectamente captados por Goya. De hecho, parece un personaje sacado de uno de los tapices por el ambiente de la escena y por el atuendo. La influencia de los retratos de caza pintados por Velázquez es evidente. La factura va simplificándose cada vez más, apreciándose, en este caso, sobre todo en el perro.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto