Carlos I de caza

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1635 h.
Material 
Dimensiones 
266 x 207 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

La estancia de Van Dyck en Italia -recorriendo Génova, Roma, Florencia, Venecia y Sicilia- le servirá especialmente para cambiar su concepto del retrato. Partiendo de su maestro, Rubens, incorpora influencias de Tiziano, Sofonisba Anguissola -de quien comentó que una charla con ella le sirvió más que las lecciones de su maestro- y Guido Reni, lo que significa una mayor gracia y elegancia en los retratados, captando la esencia aristocrática de los modelos.Cuando en 1632 se traslade a Londres llamado por Carlos I -momento en el que será nombrado caballero y pintor principal- Van Dyck trasladará sus especiales características a la pintura británica, cuya retratística se verá influida por el maestro flamenco hasta el siglo XIX.El soberano aparece ante un fondo de paisaje, vestido con su indumentaria de caza, con el cuerpo de perfil y la cabeza dirigiéndose al frente, mirando al espectador. Tras él podemos apreciar su caballo y a los mozos que cuidan de la montura y de los utensilios de caza. La escena está bañada por una iluminación dorada que resalta las tonalidades de los trajes, en sintonía con la obra de Tiziano. La elegancia y la personalidad del monarca han sido interpretados a la perfección por el maestro flamenco, sabiendo interpretar con sus pinceles el ambiente de la corte inglesa.Carlos I nació en 1600 y heredó las coronas de Inglaterra, Escocia e Irlanda en 1625, tras morir su padre Jacobo I. Su gobierno despótico y cuestiones religiosas provocan el levantamiento de los escoceses y la guerra civil, desastrosa para sus intereses. Su enfrentamiento con el Parlamento culmina con la toma del poder por parte de Cromwell y sus partidarios, que le condenan a muerte


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto