Carlos I con la Orden de la Jarretera

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1632
Material 
Dimensiones 
123 x 96,5 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

En 1632 Van Dyck se traslada a Londres donde será nombrado pintor de cámara por Carlos I. Su fama como retratista ya había sido comprobada en las islas Británicas por lo que se convertirá en el artista que revolucione este género, dependiendo directamente de él incluso los retratistas del siglo XVIII como Gainsborough o sir Joshua Reynolds. El monarca aparece en tres cuartos, vistiendo elegantemente de negro, adornado el traje con cuellos y puños de encaje. En la capa observamos la cruz de San Jorge bordada mientras que la Orden de la Jarretera la lleva el rey colgada de una ancha cinta blanca. La mano derecha la apoya en un sombrero que se halla sobre una mesa cubierta con un elegante tapete, mientras que en la izquierda lleva un par de guantes. La figura se recorta ante un simple fondo neutro, adornado con un pesado cortinaje bordado en brocado. Además de la delicadeza y minuciosidad a la hora de realizar los detalles, debemos destacar la pose serena y el atractivo gesto del monarca. Oliver Millar ha demostrado que Van Dyck era capaz de recrear la fisonomía del rey gracias a un boceto o retrato anterior, por lo que el modelo no tuvo que sufrir las sesiones ante el artista. Con esta forma de trabajar, el pintor flamenco agilizaba la producción de retratos reales cuya demanda se había elevado en aquellas fechas para ser enviados a las cortes extranjeras y a los miembros de la nobleza.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto