Canibalismo del otoño

Compartir

Datos principales

Fecha 
1936
Material 
Dimensiones 
65 x 65´2 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

En 1936, cuando estalla la Guerra Civil española Dalí y Gala, asentados en Port Lligat, abandonan la Península y se trasladan a Italia. Es el momento en el artista catalán realiza obras sobre el tema de la guerra como Construcción blanda con judías hervidas. Premonición de la Guerra Civil. El conflicto supuso un nuevo tema de expresión en su pintura, que se dirigía con claridad a la crítica de una situación histórica. La extraña y amorfa figura, que en realidad se trata de una pareja devorándose mutuamente, está situada en el centro junto a pequeños miembros mutilados y simboliza lo absurdo del conflicto. Dalí opinaba sobre este cuadro "Estos seres ibéricos, devorándose entre sí en otoño, expresan el pathos de la guerra civil considerada (por mí) como un fenómeno de historia natural, contrariamente a [Picasso#PINTOR#2990] quien la consideraba como un fenómeno político". La guerra fue para Dalí un proceso biológico e inevitable de la evolución de España en la que estaban presentes fuertes pilares del pensamiento más conservador como la muerte, la religión o la tradición, a diferencia de otras opiniones, como la de Picasso, quien la consideró como un problema político. Dalí argumentaba: "Fue necesario que las garras de chacal de la revolución penetraran hasta las capas atávicas de la tradición para que, a medida que quedaban salvajemente triturados y mutilados contra la dureza granítica los huesos de la tradición que estaban profanando, uno quedara de nuevo deslumbrado por la luz de los tesoros de la 'muerte ardiente' y de los esplendores putrefactos y resucitados que la tierra de España guardaba en lo más profundo de sus entrañas".


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto