Caníbales preparando a sus víctimas

Compartir

Datos principales

Fecha 
1800-08
Material 
Dimensiones 
32´8 x 46´9 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Tras quedarse sordo en 1792 Goya se va a convertir en un hombre triste e introvertido, obsesionado por la desgracia y la muerte. Así los temas dramáticos llenan su producción personal, los "cuadros de capricho e invención " que llamaba él, como observamos en la serie de bandidos o el crimen de Castillo. Quizá en la obra que aquí contemplamos y su compañera - Caníbales contemplando restos humanos - sea todavía más brutal, habiendo sido denominados en alguna ocasión "cuadros salvajes". Desconocemos exactamente que asunto recoge el maestro, sugiriéndose que pudiera tratarse del trágico destino de los jesuitas franceses Jean de Brebeuf y Gabriel Lallemant, asesinados por los indios iroqueses en 1649. La relación vendría por las ropas esparcidas y el sombrero que aquí observamos. Los tres salvajes se afanan en su trabajo de destripar y desollar a sus víctimas. Las figuras se desplazan a la derecha quedando un amplio espacio vacío y claro en la izquierda, equilibrado con los ropajes y zapatos dispersos por el suelo. Con toques rápidos y precisos, Goya ha modelado los personajes, empleando un seguro dibujo para los contornos, algunos reforzados con líneas oscuras. De esta manera el maestro se anticipa al Impresionismo.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto