Campesinos regresando de la feria

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1850-55
Material 
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Junto al Hombre herido y otros retratos - entre ellos el de Berlioz - Courbet presentó al Salón de 1850 el lienzo titulado los Campesinos de Flagey regresando de la feria en el que una temática cotidiana y popular se eleva a acontecimiento casi histórico. El padre del pintor protagoniza el lienzo subido al caballo, en el centro de una composición realizada en planos paralelos que se alejan en profundidad. Resulta curioso que la perspectiva del camino difiera de la que siguen las figuras por lo que se crea una sensación irreal, como si las figuras estuvieran pegadas a un fondo plano. Desconocemos si este error es asumido por el artista en su afán de provocar a la crítica, de la misma manera que presenta una visión del mundo rural tosca, alejada de las idealizaciones a que estaban acostumbrados en París, pero con unas dosis de absoluta veracidad; las figuras de los campesinos son auténticas, muestran el cansancio en sus rostros. La escena tiene lugar a la caída de la tarde, creando unos efectos lumínicos que recuerdan a Caravaggio. Proudhon, amigo de Courbet, dijo cuando contempló el cuadro: "allí está la Francia rural... lo que caracteriza a nuestro pueblo" reivindicando una forma de vida destinada a desaparecer. Courbet retocó el lienzo original para enviarlo a la Exposición Universal de 1855, añadiendo el hombre que aparece en primer plano fumando en pipa y sujetando al cerdo para equilibrar la perspectiva, según reconoció el propio maestro.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto