Cadmo y Minerva

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1636/37
Material 
Dimensiones 
181 x 300 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

La fundación de Tebas es el asunto tratado en este lienzo. Cadmo fue en busca de su hermana Europa, pero Apolo le aconsejó que se olvidara del asunto y que invirtiera sus fuerzas en fundar una ciudad. Debía seguir a una ternera y erigir su ciudad allí donde ésta se echara a dormir. Pero en el lugar elegido por el animal habitaba un dragón, que mató a todos los compañeros de Cadmo. Éste decidió acabar con el dragón y cuando lo consiguió, se puso a trabajar en la edificación de la ciudad, pero llegó Minerva y le aconsejó que mejor enterrara los dientes del dragón. Al hacerlo, Cadmo vio brotar de la tierra unos hombres armados que se mataron entre sí, excepto cinco que le ayudaron en su empresa. Jordaens, a diferencia de otros lienzos pintados por él - la Caída de los Gigantes o las Bodas de Tetis y Peleo - en éste emplea una composición a través de planos paralelos que se suceden en profundidad, eliminando así el efecto de friso que tienen los otros cuadros. No omite, por supuesto, las figuras escorzadas ni los efectos de claroscuro que tanto gustaban al autor. Las influencias de Rubens se mantienen en todas las escenas destinadas a la madrileña Torre de la Parada, fundamentalmente porque de él partían los bocetos preparatorios. Pero vemos que el estilo de Jordaens es muy personal, aunque existen siempre notas del maestro, obteniendo un importante éxito que llegará hasta Suecia y Holanda. También apreciamos la influencia del Naturalismo Tenebrista de Caravaggio, que tanto apreciaba Jordaens.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto