Cabeza de mujer

Compartir

Datos principales

Fecha 
1880
Material 
Dimensiones 
36 x 34 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Si hay una temática en la que Renoir destaca es en la representación de la figura femenina. Sus bellas modelos aparecen a lo largo de toda su carrera, siendo las famosas bañistas a las que recurrirá cuando el impresionismo entre en crisis, en la década de 1880. Y estas figuras destacarán por la excelente captación psicológica que el pintor consigue, interesándose por mostrar los gestos y las expresiones como bien podemos observar en esta ocasión. Los ojos tristes de la modelo se dirigen hacia el espectador, convirtiéndose en el centro de atención de la tela. También tenemos que destacar la facilidad del maestro para modelar la cabeza, gracias al correcto dibujo que exhibirá a lo largo de toda su carrera. Las pinceladas son rápidas y empastadas, creando un efecto de abocetamiento habitual entre los impresionistas, recordando a las obras de Degas.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto