Busto de hombre oriental

Compartir

Datos principales

Fecha 
1635 h.
Material 
Dimensiones 
72 x 54´5 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Igual que en El noble eslavo, Rembrandt representa aquí la figura de un oriental, como era habitual en los círculos artísticos holandeses del siglo XVII. La explicación puede venir por lo exótico y extraño de estas figuras, ataviadas con raras vestimentas que no debían ser desconocidas para un pueblo comercial como el holandés.Nos llama poderosamente la atención la penetrante mirada del personaje, con unos rasgos muy marcados que hacen que la figura sea totalmente cercana al espectador. La pincelada utilizada por el artista, algo suelta y empastada, hace pensar que sea una obra realizada para alguien de confianza del pintor, no una obra de encargo. La luz deriva de la que ponen de moda Caravaggio y el naturalismo tenebrista en los primeros años del siglo XVII en Italia, al ser un potente foco que ilumina unas zonas y deja en penumbra el resto de la composición. El colorido oscuro usado por Rembrandt también recuerda a esa influencia y acentúa aún más los contrastes lumínicos.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto