Bodegón con jarra de porcelana

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1900-05
Material 
Dimensiones 
73 x 100,5 cm.

Esquema relacional

Desarrollo

En los últimos años de su vida nos dejará Cézanne sus mejores bodegones en los que las manzanas desbordan los fruteros para ocupar toda la superficie del cuadro, resaltando la intensidad cromática de los diferentes objetos al considerar que "no existe la línea, no existe ningún modelado, sólo existen los contrastes. Cuando el color alcanza su mayor riqueza, entonces la forma alcanza su plenitud". El color será el elemento que otorgue mayor vitalidad a la escena, tal y como podemos observar en esta composición. Los diferentes objetos se sitúan sobre una mesa, cubierta con una tela con decoraciones florales -al igual que los telones que adornan los retratos barrocos- y con el típico mantel blanco arrugado. La mesa se ubica en una estancia cuyas paredes podemos contemplar, sirviendo de contrapunto cromático a la mayor oscuridad del telón. En su afán de romper con la perspectiva tradicional, Cézanne emplea dos perspectivas diferentes para tratar esta naturaleza muerta: una alzada y otra frontal, convirtiéndose en un claro precedente para el cubismo. Sólo será Degas el impresionista que siga al maestro de Aix en este campo.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto