Bodegón con flores y frutas

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1888-90
Material 
Dimensiones 
65 x 81 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Ante la paulatina desaparición de la forma en la que estaban incurriendo algunos impresionistas -Monet, Renoir o Pissarro- un pequeño grupo de pintores va a reaccionar, buscando diferentes fórmulas pictóricas. Gauguin o Cézanne aportarán nuevos elementos que llevarán al arte de vanguardia. Las aportaciones de Cézanne se relacionan con el tono y el color; partiendo del arte clásico trató de emplear el color como sistema de modelado y como expresión de las formas de los objetos y de la naturaleza. "El pintor debe buscar la esfera, el cono y el cilindro en la naturaleza" es una de sus frases emblemáticas junto a "la forma sólo alcanza su plenitud cuando el color posee la mayor riqueza". Su interés por los bodegones se pone claramente de manifiesto por el amplio número existente en su producción; eran una excusa perfecta para retomar las formas a través de las frutas, los jarrones o las flores. Sobre una mesa contemplamos una tela blanca con numerosos pliegues donde impacta la luz, creando zonas de sombra coloreada. En esa tela se distribuyen diversas piezas de fruta, peras en su mayoría, junto a un florero con un excelente ramo de flores de variados colores. Cada elemento tiene un volumen específico, anticipando los nuevos tiempos.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto