Bodas de Caná

Compartir

Datos principales

Fecha 
1475-80
Material 
Estilo 
Dimensiones 
93 x 72 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

La transformación del agua en vino en las bodas de Caná fue el primer milagro que Jesús realizó en la tierra. Precisamente esto hace que en las representaciones tradicionales de este milagro la escena aparezca centrada en Cristo, protagonista absoluto de los acontecimientos. Sin embargo, El Bosco ha colocado en el centro a la novia y el novio, y junto a ellos a la Virgen María. Pero, sorprendentemente, el dosel de brocados que debería destacar a los contrayentes está detrás de Jesús, desplazado hacia la derecha del cuadro. El milagro, asimismo, se consideraba una alegoría de la superioridad de la castidad sobre el matrimonio y la unión carnal: las historias alemanas sobre los Evangelios identificaban al novio con San Juan, que habría abandonado a su esposa antes de la consumación, para seguir a Jesús. De igual modo, la novia habría sido María Magdalena, igualmente seguidora de Jesús en detrimento de su matrimonio. Sin embargo, la escena contradice estas leyendas de castidad: El Bosco introduce detalles que exaltan la sensualidad y la unión carnal, como el músico de la gaita, borracho, un elemento que suele aparecer en las tabernas, así como la música indica lujuria. También hay otra indicación en el cisne que sirven a la mesa, escupiendo fuego, un símbolo de Venus y por tanto, del placer erótico. En fin, múltiples detalles llevan a una interpretación más sensual que religiosa.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto