Bautismo de Cristo

Compartir

Datos principales

Autor 
Fecha 
1505 h.
Material 
Estilo 
Dimensiones 
128 x 97 cm.
Museo 
Ver en Maps

Esquema relacional

Gerard David era uno de los artistas más conocidos en Brujas, después de Hans Memling. Su estilo suave y sin sorpresas tuvo mucho éxito entre la burguesía de comerciantes que encargaba obras de arte para sus casas, oratorios y capillas. De esta capa social proviene el cliente que encargó el cuadro a Gerard David. Se llamaba Jean Trompes y era el tesorero de la ciudad de Brujas. Este era uno de los cargos más importantes y el poder de Jean debía ser mostrado a sus ciudadanos a través de estas obras de devoción, que más tarde pasaban a adornar las iglesias principales de la urbe. La obra completa que Jean Trompes encargó a David era un tríptico. Las alas laterales nos muestran el retrato de Jean y su familia, junto a sus santos patrones y la Virgen. La escena del Bautismo es completamente estática, sensación que se acentúa con la marcada simetría que domina el conjunto. Prácticamente puede decirse que no existe acción alguna, como si todos estuvieran detenidos en el tiempo. El ángel muestra el exacto reflejo de San Juan Bautista, ambos flanqueando a Cristo. El eje de la composición lo constituye la Santísima Trinidad: Jesús en el río, la paloma del Espíritu Santo y entre las nubes, Dios Padre, vestido como un emperador bizantino. Al fondo vemos un bello paisaje, minucioso y repleto de detalles atractivos. El paisaje sirve de escenario a la escena principal del bautismo, así como a otras escenas menores que narran la vida de San Juan.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto