Bancos de niebla

Compartir

Datos principales

Fecha 
h. 1820
Material 
Dimensiones 
32,6 x 42,5 cm.
Ver en Maps

Esquema relacional

Desarrollo

Esta obra es de difícil datación, aunque suele considerarse de entre 1818 y 1820, en especial en esta segunda fecha. Representa un campo de cultivo asaltado por grajos, en cuyo centro se alza la choza de un viejo campesino, apenas visible, junto a la que aparece un carro. Al fondo, a la izquierda, se aprecia la silueta de una formación montañosa perdida en la niebla. Suele interpretarse como una representación del otoño, la soledad y la desolación, como prefiguración de la muerte. La luz celestial, sin embargo, se abre camino en el cielo, uno de esos cielos que justifican el comentario la esposa del artista, Caroline Bommer: "en los días en que pintaba el cielo, no se permitía a nadie hablarle". Su color azul-grisáceo, mezclado con el rojo del crepúsculo, se ve roto por el amarillo, naranja y rosa cálidos de la luz. Sin embargo, y como era su costumbre, el primer plano aparece oscuro, fantasmal, en tonos marrones, verdes y grises. En la parte inferior se distinguen las pinceladas de color, sin contorno alguno que las delimiten. La tierra se estructura en franjas paralelas, rotas por el sentido diagonal de las nubes, que así evitan toda posible gradación en profundidad. En el centro, rompiendo las paralelas, se alza la cabaña, el punto más tenebroso a que se dirige nuestra vista.


Sobre artehistoria.com

Para ponerte en contacto con nosotros, escríbenos en el formulario de contacto